JOVEN UNAMITA SIGUE PRESO, LUEGO DE HABER SIDO TORTURADO PARA SER INCULPADO DE UN SECUESTRO | Periódico www.Activista.mx

JOVEN UNAMITA SIGUE PRESO, LUEGO DE HABER SIDO TORTURADO PARA SER INCULPADO DE UN SECUESTRO

Guerrero Aviña fue acusado de privar de su libertad a dos sobrinos del dirigente nacional del CCE
MAESTROUNAM-31-12-14
  • México, D.F.- El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP AC. y el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, dieron a conocer a la opinión pública nacional e internacional, una misiva que enviaron al Magistrado del Tercer Tribunal Unitario del Tercer Circuito, en la cual le informan tener conocimiento del caso del joven ENRIQUE GUERRERO AVIÑA y de que pronto se emitirá la resolución que en pleno ejercicio de su independencia e imparcialidad dictará en el Juicio de Amparo relacionado con el caso, luego de que se llevara a cabo la audiencia del 11 de diciembre del año 2014.

    Afirman que han dado seguimiento al caso de Guerrero Aviña, “ya que lo consideramos un caso emblemático de injusticia basada en la fabricación de culpables mediante el empleo de la tortura en contra de ese estudiante y maestro de ajedrez. Por lo cual,  solicitamos amablemente que cuando el trabajo jurisdiccional se lo permita, dicte la sentencia constitucional valorando las irregularidades en cuanto a la detención ilegal de la que fue objeto al no presentarse orden de aprehensión, la denuncia de la tortura física y psicológica que vivió a manos de agentes de la policía federal señalada por Enrique, que representan violaciones de los Derechos Humanos, así como la consideración en el proceso legal de confesiones arrancadas por ese inconstitucional medio”.

    Cabe recordar que Enrique Guerrero Aviña, es maestro de ajedrez y estudiante de la UNAM, así como que fue torturado y acusado del presunto secuestro, en Oaxaca, de dos sobrinos del Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani. A poco más de un año de lo sucedido, Enrique continúa preso, pese a las irregularidades que hubo desde el momento de su arbitraria detención, mismas que siguen ocurriendo.

    Guerrero Aviña, un joven que daba clases de ajedrez a niños, fue detenido en mayo de 2013 por policías federales cuando circulaba en su Pointer por las inmediaciones del Estadio Azteca. Fue el único de los 13 acusados del citado delito, que fue ubicado en el Distrito Federal, incluso pensó que sería secuestrado cuando los agentes le cerraron el paso con una camioneta blanca y descendió de su auto para pedir apoyo a policías preventivos que patrullaban por la zona. Según el relato que familiares le ofrecieron al abogado, los policías federales dispararon hacia el automóvil de Guerrero Aviña, a quien detuvieron después de identificarse ante los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública con los que se había resguardado.

    Las organizaciones afirman que durante el proceso se han aportado diversas pruebas que confirman la inocencia de ENRIQUE y su ilegal detención, como el dictamen del vehículo en el que viajaba cuando los policías federales le dispararon antes de su detención, este dictamen indica que el auto presenta, entre otras cosas, rotura de materiales por producto de impacto de arma de fuego.

    Aseguran que también está el registro de llamadas telefónicas que realizó GUERRERO AVIÑA a su madre; y los mensajes de texto en los que le informa que está siendo perseguido por personas armadas.

    “Además, del dictamen en materia de análisis de voz, realizado a una serie de grabaciones que supuestamente contiene los audios de negociación generados por el secuestro de los niños, se desprende que uno de los discos está vacío y el otro contiene una conversación que no guarda relación con el hecho ilícito, aunado a que ninguna de las voces corresponde a la de ENRIQUE”, expusieron.

    Por lo antes expuesto, las organizaciones denunciantes demandan lo siguiente:

    1.- Solicitamos que los tribunales eviten condenar personas cuando existan indicios de posibles actos de tortura dentro de la investigación del delito y llevar a cabo la investigación aplicando el Protocolo de Estambul de acuerdo con los estándares internacionales.

    2.- Expresamos nuestra preocupación por la admisión de confesiones obtenidas mediante tortura como pruebas para ser valoradas por las autoridades jurisdiccionales.

    3.-Solicitamos la sentencia absolutoria que eventualmente pudiera dictarse en el presente asunto, misma que enviaría una señal inequívoca a los órganos de procuración de justicia sobre el rechazo absoluto a la tortura como método de investigación en el proceso penal.

    4.-Consideramos importante que se condene el uso de tortura como forma de obtener confesiones autoinculpatorias.

    “Sabemos que en el ámbito de sus atribuciones, los más altos estándares de protección a los derechos humanos guían su actuar. Por lo que podemos estar seguros que hará del Juicio de Amparo un recurso efectivo para que la victima de estas graves violaciones tenga acceso a la justicia y sea amparada por la Justicia de la Unión”, agregan en su misiva.

    Expresan que atendiendo a lo anterior, consideran importante dirigirse al magistrado para, con pleno respeto a su independencia como juzgador, solicitarle que el C. ENRIQUE GUERRERO AVIÑA SEA PUESTO EN LIBERTAD al no haber elementos que sostengan su responsabilidad por el delito que se le imputa.

    “Queremos compartir con Usted que como defensores de derechos humanos nos interesa y preocupa que la labor de los órganos judiciales en México sea imparcial y expedita y se apegue a los más altos estándares internacionales de protección a los derechos humanos. Podemos asegurar que como juzgador comparte estas preocupaciones y son las premisas que rigen su labor”, señalan al finalizar su misiva.

    Leer todos los artículos de