¿Y TÚ, ERES UN IDIOTA? | Periódico www.Activista.mx

¿Y TÚ, ERES UN IDIOTA?

fidel
  • Hoy en día la palabra “idiota” se considera una ofensa o una palabra altisonante. Sin embargo, está muy alejada de ello, pues su etimología dice que dicha palabra proviene del griego “idios”, que significa: “persona que tiene derechos de ciudadano y no se interesa de la vida pública y/o política, sólo por lo suyo”, por ello los griegos lo consideraban una ofensa, pues para considerarse un hombre libre se debe de estar interesado en la vida pública y política.

    Lastimosamente en días pasados en medios de comunicación y redes sociales, se hizo viral un video donde se observa a una mujer que sufrió un accidente y como la gran mayoría sabe, nadie hizo nada, “pasaban” inadvertido el cuerpo que yacía sobre la carretera, nadie se tomó la consideración de ver si la mujer aún estaba con vida y/o auxiliarla, al grado que la atropellaron nuevamente.

    Pero esto no es algo nuevo, no nos demos golpes de pecho y decir que tal vez nosotros si hubiéramos cambiado la historia, existen una gran cantidad de videos en situaciones similares, la mayoría en asaltos a plena luz del día en lugares concurridos, y nuevamente nadie se preocupa por lo ocurrido, solo por lo suyo, por su bienestar, como buenos idiotas que somos.

    Podemos hacer una enorme lista de hechos en nuestro país, pero como se ha observado, que es más fácil criticar y ajusticiar al vecino, antes que mirar a nuestra propia casa (como el caso de Venezuela). En columnas anteriores he mencionado los primeros lugares que podemos estar “orgullosos” de presumir al mundo, casos como el número de muertos, periodistas y activistas asesinados, los más obesos del mundo, y una larga lista que a cualquiera (con una conciencia), le haría preguntarse, ¿porque en un país tan maravilloso, ocurren estos actos?.

    Somos el catorceavo país con extensión territorial a nivel mundial (a pesar de que perdimos casi la mitad de nuestro territorio), una de las minas más grandes de plata del mundo (por cierto el 17% de nuestro territorio nacional esta concesionado a grandes mineras), somos la décima economía mundial (pero desafortunadamente nuestra deuda externa asciende a casi el 50% de nuestro PIB nacional), nuestro país ha sido acreedor a tres premios nobel, poseemos más del 10% de la biodiversidad mundial, a pesar de las conquistas y un desafortunado racismo en crecimiento, nuestro segundo idioma más hablado en México es el Náhuatl y así podemos continuar con una larga lista de todo lo positivo que tiene nuestro país, pero tal parece que el actuar de muchas personas que son figura pública o política, nos hace pensar que somos un país con tan poco que ofrecer.

    Es increíble que en las pasadas elecciones nacionales del 2012, solo existió la participación de 63.14% de los ciudadanos y que el ganador se logró con tan solo el 38.21% de la votación, dicho de otra manera nuestro actual presidente de la republica gano solo con el 24.20% si contamos el total de los ciudadanos que podían votar, no es de extrañarse que si no representa ni una cuarta parte de los ciudadanos, tenga el histórico valor del 73% de ciudadanos que desaprueban su administración, con esta calificación en mi instituto ya me hubieran dado de baja, pero al presidente no pasa más allá de una encuesta y a pesar de su calificación reprobatoria terminara su administración y tendrá su pensión vitalicia, nada despreciable por cierto.

    Para que exista una real democracia la participación ciudadana es fundamental y no podemos dejar que unos cuantos decidan el futuro de un país tan grande (en todos los aspectos), es cuando debemos hacer a un lado las noticias desalentadoras del actuar de las figuras públicas y políticas, que tal parece es un factor importante a la hora de querer participar en el ámbito político, pues consideramos que todo es igual y seguirá siendo si no hacemos algo al respecto, busquemos los mecanismos de participación y exijamos a nuestros representantes que administren para nuestro bienestar, pues ellos van de paso y nosotros viviremos con las consecuencias de su actuar aun cuando ellos desocupen su curul.

    Al caos que vivimos en nuestro país, solo la participación ciudadana (desde mi punto de vista muy particular), nos puede sacar de este círculo vicioso. Un ejemplo es el llamado del médico José Manuel Mireles Valverde, a organizarse y hacer autodefensas, yo espero que en nuestros estados no lleguemos a ese extremo, pero es un claro ejemplo de organización ciudadana a partir de una necesidad que obedece a su bienestar. Otro ejemplo es Cherán, un municipio del estado de Michoacán, donde decidieron organizarse y administrar sus bienes sin la figura de “presidente municipal” o algún partido político, y hasta hoy en día desde el año 2011 han tenido un excelente resultado y es prueba irrefutable de una excelente organización ciudadana.

    Ya basta de ser idiotas y participemos a la medida de nuestras posibilidades, no dejemos que este juego tan bien organizado nos deje en la banca o solo como espectadores, pues no solo es nuestro futuro sino también el de nuestras futuras familias, interesémonos por la vida pública y política, salgamos a votar, actuemos, organicémonos, pero sobre todo cuestionemos y exijamos a nuestros representantes, pues las próximas elecciones del 2018 no solo se juega una silla presidencial, sino el camino que va a seguir nuestro país, el de la vía neoliberal o una política más social.

    Leer todos los artículos de