RAMÓN GARCÍA ZURITA EN MI MEMORIA | Periódico www.Activista.mx

RAMÓN GARCÍA ZURITA EN MI MEMORIA

Crónica Urbana
columnarosales
  •  

    El pasado 2 de febrero,  hace 53 años murió en la capital del estado, Ramón García Zurita uno de los grandes maestros del arte de Tamaulipas. Autor de los murales de “Tamaulipas Histórico”, de Palacio de Gobierno, obra mural que cubre los cuatro grandes momentos de nuestra Historia Nacional, la Colonia, la Independencia, la Reforma y la Revolución, pintados con tierras al acrílico en muros preparados para experimentar por vez primera con acrilatos, que permitían acuarelar los trazos con trasparencias propiciando nuevas visiones en la composición que arranca desde la escalera oriente para rematar en al poniente con libertad en su líneas.

    García Zurita fue el artista que ilustro con una serie de grabados en punta seca, linóleos y aguafuertes, una de las más bellas visiones y alegorías de las fiestas populares religiosas del Chorrito, municipio de Hidalgo, Tamaulipas. Estampas de excelsa calidad de un artista narrador de las fiestas de su pueblo.

    A su pincel y gubia, se une su papel de maestro de arte, alentador de la cultura y su difusión en la comunidad. Su obra en el periódico Matices es extraordinaria como escritor e ilustrador a la par con su amigo David Celestinos Isacs.

    Siendo el artista de mayor configuración plástica y cultural ha sido olvidado a lo largo de 53 años de su fallecimiento, y de acuerdo a sus merecimientos, la consolidación de la Casa del Arte, la educación y el arte de Tamaulipas. Su mural en Palacio de Gobierno luce en un abandono total.

    Un Día de la Candelaria, entre 9 y 10 de la mañana murió nuestro maestro de maestros, de fina ironía, de vasta cultura y delicado trazo en sus letras.

    Su muerte, deslindo los campos de nuestra vida, entre la literatura y el arte hasta nuestros días. Figura fecunda, enaltecedora, Ramón García Zurita fue un amigo y maestro, que me pinto en su mural de palacio de gobierno.

    Tatuaje, de afecto y cultura que ha cubierto mi existencia.

    A 53 años de su desaparición física, fertilizamos su memoria, y sabia enseñanza, que consolida el talento para valorar y enriquecer su calidez humana, como una imagen de tonalidades inteligentes.

    Leer todos los artículos de